No quería entrar al aula porque sufre bullying y la sentaron afuera en una escuela de la Provincia

Un caso de bullying desató una verdadera polémica en Saldungaray, en el partido bonaerense de Tornquist. Según denunció la mamá de una alumna que concurre a la Escuela N° 2 de esa localidad, su hija sufre maltrato escolar y por ese motivo tenía miedo de entrar al aula. Ante esa situación, la decisión de las autoridades escolares consistió en apartarla del grupo y sentarla afuera del aula.

A través de su cuenta de Facebook, la mujer, de nombre Lucía, relató la angustia y la indignación que le causó el trato del colegio hacia su hija, lo cual también fue reflejado a nivel local por La Voz del Pueblo: “Quería contarles un poco de cómo arrancamos este año el ciclo escolar, más que nada como ha empezado mi nena”. En el posteo, acompañado de fotos del establecimiento y de la chiquita, describió que “ella es mi hija y es muy pegota a mí desde siempre. Cuando cursó el maternal y pasó por todas las salitas del jardín de infantes hasta llegar a primer año, jamás jamás de esos días lloró tanto para ingresar a una institución como hoy en día lo está haciendo”, escribió la progenitora.

En su propósito de dar a conocer el caso, prosiguió: “En el día de ayer (por el miércoles) todo perfecto, la nena no quiere entrar al colegio, entonces la directora junto a ‘su equipo’ optaron a que yo entrara al aula con ella. Ya en el día de hoy (por ayer) la señora directora le sacó la mesita afuera del aula para que realice las tareas como debe ser! Está perfecto, yo entiendo y sé que mi hija tiene que ir a estudiar y estoy de acuerdo!”.

Luego, planteó: “Pero me pareció un acto horrible, ya que mi nena dice que la discriminan en el colegio y ahora, que la directora le saque el banco afuera por no querer entrar, me pareció muchísimo. Sentí que la estaban haciendo a un lado, tanto que pareciera que la que se porta mal o la que pelea fuera ella y no las demás compañeras”.

“Mi queja es para qué reciben a tantos niños en un solo aula si no pueden atender a tantos. Hoy estuve con mi nena toda la mañana, se acercan seños de distintas aulas, le hablaban y todo. Pero a mí me parece que tendría que haber alguien que esté para estos momentos en especial, que los acompañe y que los ayuden. No me parece bien que una directora o personas del equipo le digan a la nena ‘mirá que papelón estás haciendo, tus amigos te están viendo, ya sos grande para llorar, es un berrinche!”.

“No sé, gente! Enseñen en sus casas a no discriminar a nadie en la vida, a ser personas de bien! Porque es horrible estar pasando por esta situación! Ya mañana se va a cumplir una semana de que mi nena no quiere saber absolutamente nada! Y lo único que escucho decir es ‘¿pasás tiempo con tu hija?’. Obvio, señora, me dedico a ellos, soy completamente presente para ellos! Hoy hago público esto para que de una vez por todas les enseñen a sus hijos a no hacer BULLYING! Mi hija será ‘mamera’, como dicen las seños, pero esto me sobrepasó. No me pareció justo. Ella lo sufre y yo lo estoy sufriendo junto a ella”, cerró la mujer en su descargó.

Fuente: eldia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.